Miércoles, 22 Junio, 2022 - 09:35
El Ayuntamiento de Albacete registra su huella de carbono desde el año 2016, vigilando sus emisiones de gases de efecto invernadero y constatando su reducción

Albacete, 22 de junio de 2022. El Ayuntamiento de Albacete ha conseguido un doble sello en el Registro de Huella de Carbono, otorgado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, en reconocimiento del esfuerzo realizado tanto en el cálculo, como en la reducción, de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera su actividad.

Desde la Concejalía de Sostenibilidad, se valora este reconocimiento que viene dado porque el Ayuntamiento de Albacete ha conseguido reducir en un 18,76% la media de intensidad de sus emisiones en el trienio del 2018 al 2020, con respecto al trienio de 2017-2019, en el Alcance 1+2, que tiene en cuenta tanto las emisiones directas ocasionadas por consumo de combustibles en edificios (calderas de gas natural o gasoil); uso de gases refrigerantes florados en equipos de climatización y consumo de combustibles en vehículos; así como las emisiones indirectas debidas al consumo de electricidad en edificios municipales.

Esta reducción de la emisión de gases de efecto invernadero en los últimos años ha sido posible gracias a actuaciones tales como la sustitución de las luminarias del alumbrado público; la renovación de los vehículos de transporte urbano por otros más eficientes y los proyectos de eficiencia energética que se han llevado a cabo en distintos edificios municipales que han incluido la renovación de la envolvente del edificio y la renovación de los sistemas de calefacción e iluminación por otros más eficientes, ente otras actuaciones.

El Ayuntamiento de Albacete acordó en noviembre del 2015 una serie de compromisos en la lucha contra el cambio climático y en aplicación de los mismos se vienen inscribiendo las emisiones en el Registro de Huellas de Carbono desde el año 2016. Gracias a la colaboración de los distintos servicios municipales, que aportaron datos de consumos energéticos de las dependencias municipales, ha sido posible completar este registro.

La implicación en este proyecto implica la recopilación anual de los datos de consumo específicos de las instalaciones municipales, así como de las medidas previstas para reducir el consumo de energía y emisiones.

Cuando una organización, en este caso el Ayuntamiento de Albacete, calcula su huella de carbono, se inscribe en el Registro de Huellas de Carbono, y, obligatoriamente, se acompañan de un plan de reducción. Así, al reconocerse esta reducción se comprueba que hay una tendencia decreciente de emisiones.

El concejal de Sostenibilidad, Julián Ramón, ha valorado la obtención de este doble sello, “esto significa que el Ayuntamiento de Albacete no solo ha calculado su huella de carbono, sino que las ha reducido en un porcentaje que es muy importante, sin olvidar nuestro compromiso de seguir trabajando por reducir nuestras emisiones, año tras año, con medidas como la ya adoptadas y que se han comprobado eficaces”, ha indicado el concejal.

Cabe recordar, por ejemplo, el inicio de la renovación del parque móvil con vehículos eléctricos o la ejecución de nuevas obras de mejora de eficiencia energética en distintos edificios municipales.